3 abr. 2015

El MAR DE TIERRA



       A  Rubén Arocha , que cerró sus ojos viendo la llanura

Bestialmente te incorporas
Oh aurora del llano adentro
Las bandadas de loros
parecen tejer en el aire
un grito que no se apaga
Cruzan  estampidas
de llaneros a caballo

En el morichal la danta abreva
En el cristalino ojo de agua
El ojo del baquiano nos ignora
Hace tiempo el horizonte
le devoro la vista
y mira por la agrietada  piel
Recentina la ternera parece  morir
y es pura vida que se queja de placer

Los morrocoyes hacen cocorocó
Los garzeros multicoleres
son indescifrables
penachos ancestrales
Un turpial canta desde tan lejos
tan afinado y contundente
que  parece estar  aquí
La vida en el llano es el plectro
que arrequinta lo indómito
y te pintarrajea  los sentidos

Juan David Porras Santana