15 mar. 2015

EL AMOR EL NOVENO PASAJERO


A ti que en algún lugar del cosmos como Alien , esperas que te despierten

Cuando pienso en ella
La sangre es un tren bala
Cuando la imagino en sepia
somos una perpleja pareja
Cuando lee mis palabras
la siento el  Oráculo de Delfos
Cuando sus fotografías contemplo
siento como late por todo mi cuerpo
Su corazón junto al mío
Es como si ejecutaremos
una  arrebatada sonata
para piano a cuatro manos

Cuando tratamos de definir por exclusión
Estamos en el territorio del amor
Podríamos oponer  el infinito
y este sería definido ipso facto
Por eso amor es lo infantil posible
Mordido por las fieras fauces
de la HIPERCONCIENCIA

Del amor no se puede hablar
En este pedestre lenguaje
Voy a la búsqueda de lo que se esconde
Una pulsión atávica me guía, una enajenación
Fausto se equivocó de comprador
El alma no se vende  al diablo
Se vende  al amor
Es cuando cuenta nos damos del horror
Para amar no es suficiente con entregar
Debes sustituir tu ser, ni siquiera tu yo
será suficiente para la ávida bestia del otro
porque desear es metabolizar , asimilar
tal entidad no existe en el mundo real
solo en el interregno dónde Dios no está
Sino ella sentada como la ven
Eternamente pasible, posible  e ineludible
Eso sí que es el terror  suboficial Ellen Ripley

Juan David Porras Santana