22 ene. 2016

SEPIA DE MI PASADO, LIMPIA GEOMETRÍA DE MI FUTURO-EPÍLOGO-



                               CARIBE PRESENTE PERMANENTE

“Cuando se hacía bañar por él,
 Paulina sentía un placer maligno en rozar,
 dentro del agua de la piscina,
 los duros flancos de aquel servidor
 a quien sabía eternamente atormentado por el deseo,
 y que miraba de soslayo,
 con una falsa mansedumbre de perro muy ardido por la tralla”

Fragmento de la novela EL REINO DE ESTE MUNDO
de Alejo Carpentier


Cae el sol
y un horizonte plúmbeo se precipita
Una bandada de pelicanos
en perfecta formación de escuadra
se dirigen
después de la dura faena al nidal
Las miro
con el mismo asombro de cuando niño
El Caribe eterniza el presente
como si nos atrapara un cuarto de espejos

Sumergido
en la barrera de coral de Crane Beach
Mis aletas mueven la arena
y deja ver dos doblones
sigo en la dirección de la corriente
aparecen los cañones
y como si la animas benditas
frente a mí la posaran
el Mascarón de Proa
se hace presente desde la eternidad
Mujer ángel que al escultor inspiró su hija
de belleza extrema y lánguida mirada ,
en su busto estará  el secreto para las tormentas,
dividía en dos y disminuía la energía
de  las grandes y temibles olas
de Boca de Dragones
Todo se revela  cuando en el Mar Caribe,
un naufragio decide encontrarte
Los que los buscan no son los elegidos,
exige de mucha inocencia
y ellos son el fruto de la avaricia desmedida
que pagan en el fondo del mar todas sus penas

En cada cresta de una ola El Caribe se multiplica
Son todos los mares  que al fin encontraron
su universal identidad, en estas aguas, en esta espuma
en estas islas, cayos, bahías, caletas y arrecifes
En el sueño y las penurias de los reyes de este mar
Los hombres que  decidieron en ser hijos del viento
y de la sal.

Juan David Porras Santana