14 ene. 2016

HACIA EL SUR HAY OTRAS ESTRELLAS


A las mujeres del Sur

La mejor manera de librarse
de la tentación es caer en ella.
Oscar Wilde

Arteria vital
no detengas mi sangre roja
qué sí  la sangre azul
inunda  mi cerebro
me mata por hipoxia ,
Llévame a la superficie
Violé la frontera dónde la mar
azul se hace morena y  devora
remota y abrasadora

Mi corazón late tan lento
que a veces parecen
los estertores de un cachalote
Mis extremidades
como los filamentos de una medusa
no tienen  impulso, las arrastro
sin su poder letal conmigo
La flotación al fin me empuja
a la superficie donde mirando al cielo
contemplo un universo
dónde sus estrellas no nacieron conmigo
Soy un enamorado boreal
que  atraído  por las mujeres del austro
cruzó el Ecuador olvidando sus orígenes

Océano Atlántico sur, gélido, profundo y enigmático
Tus mujeres te miran siempre contemplativas
vienen de la tierra y sus trigales amarillos
sus ojos celestes  pertenecen a ancestros idos
y sus ardores no quieren  consuelo
en los campos las ves como las luciérnagas
a ratos dejando que el orgasmo corra aguas abajo
para centellar en cada arremetida , hembras sibilinas
mujeres del  Sur de Brasil , Uruguay  y la Argentina

Juan David Porras Santana