10 oct. 2014

SIN LA MUJER SERÍAMOS EL JOROBADO DE NOTRE DAME




“Me duele una mujer en todo el cuerpo”.
 Jorge Luis Borges.


Nos hiciste mutilados y no dijiste nada
Extraños saltábamos por las cúpulas
Deformes pero tan engreídos
por ceder una costilla para ella

Qué extraña manera
de ver tu obra maestra
Quisiste
que la concluyéramos nosotros
En una búsqueda frenética
por calmar el dolor
Dolor que no termina nunca,
así asegurabas
nuestro instinto de cazadores
para agrandar el rebaño
de tus seguidoras  almas

Es un acto de total soberbia
no te bastaron dos
Sino rediles de fieles
que desesperados cabeza gacha
recibiéramos tu perdón

Como a Víctor Frankenstein
Tus monstruos se revelaron
Y convirtieron su dolor
En placer por la  mujer
Una creación que desató
La consciencia que detuvo
al universo y lo hizo
un actor más

Te sentamos en nuestro regazo
Y te hablamos del Big Bang
y como tu creación no quería ser
un bodegón muerto
Sino la mar que estalla
Para esculpir en la costa
Vírgenes  y Santas
Que se convertirían, ¡Oh libre albedrío!
en  Magdalenas  prolijas de placeres
Que sustituirían al dolor original
Por algo de sangre en el algodón
Por muchos ardores y escalofríos
Por gemidos y latidos despavoridos
Por sueños que hacían realidad
Por sueños que escondían de tu vigilancia

Ahora nos duelen
pero como duele el tango
Ahora no las cazamos ,
ella nos hacen creer que lo hacemos
Gracias mujeres ,
a Dios también lo hizo llorar el mismo tango

Juan David Porras Santana