13 oct. 2014

HABITANDO LA CASA DE MIS VIEJOS FANTASMAS







Mi cuerpo insano es ideal
Allí moran mis temores
Tumoraciones que se difunden
Son las almas en pena
herederas de las noches sin luz

Allá dónde estás
sé que me demoras
Serías incapaz de dejar escapar
a la última luciérnaga

Navegamos a ciegas
En la costa abrupta del espanto
Tus lágrimas regresan al ojo de agua
tu manantial  jamás llevará sus aguas
más allá del estrecho circulo de miedo
al que nos hemos condenados

Son raudos con sus mortajas blancas
Tan cobardes como nosotros
Sólo deambulan en los rincones inhóspitos
que tan bien conocemos pero nunca miramos

Tomaron posesión antes que nosotros
Ana Karina Rote de los Caribes   
Pero tiemblan de miedo
no de valor como aquellos

No sé si nos excita saber de ellos
No sé si una determinación los borrará
Siempre nos miran cuando penetrada
Comienza  la verdadera posesión
Cierran sus ojos y abren sus apetitos
Fantasmas malditos
que no entran al  gran festín
tampoco se retiran
a los rincones del desahucio

Son relictos del vacío pavoroso
Que reinó en mi cuerpo
Antes de que lo hicieras tuyo
El tedio los irá sacrificando
Uno por uno

Juan David Porras Santana