14 oct. 2014

DOS AVES SE TRENZAN EN EL AIRE







De la apología del sexo está hecha la historia
              Juan David Porras Santana

Los hoy aquí presentes
negamos la ausencia de ti
Cuantas secreciones bruscas 
se derraman en la alcoba
estés sola o acompañada
¿Pulsiones? Te entrampaste
Freud de axiomas, somos instinto
Más crudo e inclemente
que los primeros coitos contra natura 

Es que acaso no es sublime
Ser bestia, bruto, libre
Los hoy aquí presentes
Lo queremos demostrar
Hartos del informe Kinsey
De los matices bobalicones
De Master & Jhnson
Que confunden a la temida realidad
¡Mientras la fantasía no rebase la realidad
es sana para el sexo! Mentira podrida
Aterciopeladas terapias inconducentes

Los poetas malditos
Profanaban tumbas para violar
a las muertas
Eran unos ociosos con ganas de impresionar
Por eso lo llamarían impresionismo  ja ja ja
Temían ver un pubis vivo como una medusa
Que clamaba por ser embebido y penetrado
Deleitado por labios expertos y recíprocos
Que la llevara sin resistencia
al punto de no retorno
del arrepentimiento que parece un claustro
con fogonazos de imágenes  aberrantes
que inyectan los ojos con venas tan azules
Veneno del alma, elixir del  cuerpo
Escisión de la mente y aquél culposo

Redimida eres tú no la otra
La otra ora por ti y tú gozas por ella
¿ Y el amor?
Más vital que nunca
Ahora si todo lo ocupa
¿Cómo se te ocurre poner ese coto de caza?
Para después mendigar en la calle
Lo que no te dan en casa
Los hoy aquí presentes
nos haremos cargo de ti , colibrí enamorado

Juan David Porras Santana