13 jul. 2014

EL CANSANCIO DE UN COLIBRÍ


A Nella Basta

…Estoy cansado de estar vivo,
Aunque más cansado sería el estar muerto;
Estoy cansado del estar cansado
Entre plumas ligeras sagazmente,
Plumas del loro aquel tan familiar o triste,
El loro aquel del siempre estar cansado.
                   Luis Cernuda

Mi ventana me separa del espejismo colibrí
Más allá la montaña es la realidad
Mi cansancio es tan antiguo como Jericó
El colibrí extrae la vida de las Lágrimas de Cristo
Y en el instante más breve, me ve y se cansa
Su corazón etéreo de detiene y trata de trasplantármelo
En vano su desprendimiento hace más aletargado mi corazón
Desaparece y aparecen, uno, tres, diez  más incesantes
Queda plasmada la pintura, Hombre, Colibríes y Montaña

Ella entra quiere revivirme para un momento de agonía
Su ropaje como el del colibrí es vibrante y seductor
Sus tiempos son viscosos está dispuesta para el amor
Me besa con ternura pero su mirada no es abyecta
La mía que estaba casi muerta se reincorpora
Mis ojos abren en la estancia crudas escenas
Calígula, Nerón, Mata- Hari, Rasputín
Son pinceladas rojas de Picasso enardecido
Logran que aquél momento se dispare desde lo oscuro

Pero ella quiere ser como los colibríes amor puro
Primavera, romanticismo, nocturnos, rosas rojas
Desiste me sabe una causa perdida, nunca amare
Siempre agradeceré o jugaré en extremis
El amor me abandono una tarde equinoccial
donde mi amada con incisiva crueldad
Y una voz impostadamente meliflua me condenó:
Juan David, no todo es romanticismo
quiero sexo violento
quiero sentir el latigo ardiente
de tu lengua en mi aliento

Juan David Porras Santana