6 jun. 2014

RAPSODIA ESTIVAL




Demorado en su regazo
Doy  lo mejor  de mi otro yo
El de las aventuras insólitas
El de los dilatados romances
El de los sorprendidos amaneceres
Es la rapsodia estival  legendaria

La opongo al nocturnal de mí ser
Afligido por la vorágine de la selva
Me confieso selva y mar
a un solo tiempo
Densa atmosfera vegetal
traslúcida luz marina
Me parezco tanto
a mi perezoso trópico
Es tan duro de llevar
pero no conozco de las formas nórdicas
Soy el paquidermo endémico
de mis pesadas  memorias

Siempre ella me descubre
en el momento inadecuado
O tal vez me hago inadecuado
para que no llegue el momento
y jugar hasta desvanecernos en lo incierto
Vale, es una forma de estirar el tiempo

Hoy es rapsodia estival, las crestas galopan
El viento sopla peinando los penachos
El sol nos devora, no hay sombra posible
La luz blanca borra el paisaje, nos demora
Ella, ustedes y yo no dejamos de insistir
En que para ser
hay que aparentar lo que no se es
La terrible dicotomía de que para vivir
basta con sobrevivir,
nunca pasaremos de allí

Juan David Porras  Santana