28 oct. 2013

MORGANA, CUÁNTO SE EXTRAÑA TU SEDUCCIÓN





Desde siempre Morgana existió
Sería una mezquindad hablar sólo de la Arturiana
La seducción es el arte más antiguo y el más contemporáneo
Ahora nos seduce, el poderoso mercadeo
que nos partió el cerebro en dos

Ella como un ángel del demonio te poseía para hacerte el amor
Ahora quiero que vuelvas al alma de cada mujer
Fuera de las comarcas, te debes a las grandes urbes
Me horroriza pensar que las vallas de la modelo Candice Swaneopel
sustituyan tus pechos firmes, por unos sostenes de Victoria Secret

Quiero volver a sentir cómo los malabares hacen eternos tus besos
Que tus esencias y pócimas me conviertan en Luzbel
Que tus caderas amplias y la enredadera de tu pubis  es un inextricable vergel
Donde extraviado sucumbo a tus ignominiosos mandatos, demonio-mujer

Te invoco,
destierra los ensayos de nuestras reacciones en manos de mercaderes
Quiero sentir que para llegar a ti
debo hollar en los pantanos lúgubres de Bretaña
Que las brujas de las montañas y de los acantilados intenten detenerme
Porque hoy estaré contigo, la seducida serás tú,
hoy, noche de brujas, serás mi mujer


Juan David Porras Santana