7 oct. 2013

BALLENAS, LAS LLEVO EN MI SANGRE



  
                     A  Lourdes Planas, el  primer amor que me abandonó desde siempre

Las aguas tornasoladas invitan a la inmersión
Nunca había visto tal profusión de vida en armonía
Claro, estaba en las aguas prístinas de  la Isla Orchila
En el bajo que las cartas llaman Burgaña , los marinos las Guasas

Sabía que todo este sortilegio duraría poco, una generación
Todo sería reducido a grandes acuarios, y visitas guiadas
Sentir que eres el primero, es una emoción reminiscente

Playa rosada, única por su arena y el turquesa de sus aguas
Representa en mi memoria una pincelada maestra de Picasso
Una cesta llena de langostas rojas y un amor inquietante en la orilla
Ella esperaba por mí en la arena y yo buceando sólo por y para ella

Soy un hombre de mar hecho de aire, de sueños, de quimeras
Te veo contra el sol y su luz te devora, así como mi deseo
Que se hace abismal, cuando un beso atrae el canto de las ballenas

Juan David Porras Santana