24 oct. 2013

EL TRÓPICO: UNA PROFUSIÓN DE MALANGAS





El negro Ulises se durmió bajo unas malangas uñas de Danta y murió envenenado,
nunca terminó de entender que el bien y el mal en el trópico se confunden sin más allá,
Más acá, la mulata Guillermina preparaba una infusión para levantarle el ánimo a Gabálo
al rato pendía flácido frente a la escultura de ébano de su ardiente mujé, ¡malaya sea!

Unos ingleses exploraban los altos de las simas de Sarisariñama descubriendo una nueva Malanga
y pensaron: el ojo del satélite entra por las oquedades más profundas
y aquí ampliamos el inventario del reino vegetal
al caminar unos Kilómetros que gritan el origen de las especies

Mi madre tiene muchas malangas en su jardín y en su cuarto, sabe cuáles tener,
Me encantaría ver la estupefacción del depredador Hernán Cortez
cuando se perdía en círculos por las malangas
Y pudo someter  con estrategias de chismes a dos civilizaciones más poderosas  que toda Europa

Así funciona el individuo y el colectivo en una vida
donde lo importante es apartar a lo que hace ruido
porque ello te devoraría como la voraz malanga que reina en nuestro imperio vegetal.

Juan David Porras Santana