3 oct. 2013

EL AVE FÉNIX VOLÓ



           A Alicia Climent Navarro

Las cenizas ya no justificaban su estancia
Había deseado pecar, se hastió de la inmortalidad
Voló  hacia el verdadero Edén, la mortal existencia
Su primer acto fue el de todos,  codiciar

Pensó con alas extendidas, no hay  límites para el deseo
¿La aniquilación? Es parte de la verdadera existencia
¿Sí no mido mis fuerzas frente a la provocación, quién soy?

La provocación aparece tan tempranamente que es irresistible
Pensó  el ave, allí estuvo mi pecado original, resistirme, los envidié
Por lo tanto ya había pecado y Dios no sólo no enteró, me inmortalizó
O tal vez sí, y me quiso dar una lección: la forma priva sobre el contenido

Por eso vuelo hacia ustedes con ansias de vivir y no renacer
Muerte, serás mi compañera, te ofrezco mi lealtad
A cambio, sólo te pido que seas tan certera
Como la espada de  San Miguel Árcangel

Juan David Porras Santana