30 nov. 2014

SI NO DECIMOS ANDRÓMEDA, LA CONSTELACIÓN NO EXISTE




         
Sólo necesitamos hurgar
dentro de nosotros mismos
para encontrar la respuesta


Apenas hace 165.000 años
creamos el universo
cuando los primero
miraron hacia arriba
Un privilegio para
que el cosmos supiera que existe
Lo que es a lo que escudriñamos
es un Lego al revés

Apenas 30,000 años
las mujeres tuvieron un orgasmo
Hoy más de la mitad de ellas
ni idea de su alcance pleno
El hombre sigue fornicando
como sus primos los Bonobos
Y hemos hecho del sexo
la anticivilización  y una atroz pesadilla

Somos los únicos,
ni siquiera existen espíritus en las sombras
Los Aquelarres
y los encuentros del tercer tipo estorban
Al verdadero ser humano
que hace 165.000 años
por primera vez le dio nombre a una estrella

Juan David Porras Santana