1 sept. 2014

OBCECACIÓN







Si buscas resultados distintos,
no hagas siempre lo mismo.
Albert Einstein

Matemáticas acuden a ti,
los temerosos
Buscando la comprobación
Sea física, mental, sentimental o espiritual
Nos gusta tanto como el papel sellado
Y los infinitos protocolos
que finalizan lacrados
Cuanta tranquilidad
con tales documentos en manos

Siempre habrá un certificador
de nuestras acciones
Sino son meras
especulaciones inconducentes
O las abrimos a Dios
nuestro Padre, que  metafísico está
Y nos resignamos,
porque más allá de allí
Nuestra mente no comprenderá,
son asuntos del Santísimo

Hoy comprendí que como un heroinómano
Repetía el círculo del vicio  con tanta maestría
Que dopado me complacía de lo que escribía
Cuánta incuria cometida contra mis lectores
Como un prestidigitador  de cartón piedra
Me repetí a la enésima, los hipnoticé
Hasta que de la chistera saltó
En vez del conejo blanco una cobra letal
Para acabar con la farsa
Y hacer del truco una deleznable realidad

Yacía mi frío cadáver  y lo observé
Era tan mediocre que sentí lastima de él
No manaba sangre sobre el viejo granito
Me corté y sangré  a borbotones, dolió
Supe que por allí habría que resucitar
Lorca me lo había dicho tantas veces:
Para hacer una gran caverna
Es más bello el instinto de la gota de agua
que la mano del gigante.

Juan David Porras Santana