2 sept. 2014

LA VASTEDAD Y RECONCENTRACIÓN DE LA NADA





Antes del tiempo y el espacio, la nada
Entre la nada y el todo, la continencia
Sin contenido pero con continente
La nada estalló de aburrimiento

Un continente no se soporta
Y su provocación  está en la gravedad
Madre del universo y los multiversos
La mecha larga que encendió la luz
Lo demás es masa, materia oscura
Y  Matrix que creó la primera regla
Trascenderás

Busca en los códigos
no en esa basura de Hollywood
que desvirtúan al gran Da Vinci
Sino en la criptografía del primer ermitaño
En los códigos de Hammurabi
Te ruego, incauto
No lo hagas en la dimensión desconocida
Explora el sexto sentido de tu mujer

La intuición
esa flecha directa al conocimiento
A la verdad tan elemental
como la sempiterna miel
Todo lo que está fuera de ti
es repetitivo e igual
Sólo tú,
centro de la nada y el todo eres diferenciable
Descubriste que tu espíritu, no vaga
Se reconcentra y enrosca en ti, acechante
Claro, si eres tú que agazapado
Estás cazando al yo para inocularle
El veneno verde de tu poderosa conciencia
para el cual no hay antídoto azul

Juan David Porras Santana