7 mar. 2016

LAS ÁNFORAS PERDIDAS






A Ella, la víbora y la abeja: La desnudez preciosa.
Juan Sánchez Peláez

Miel pura nada te corrompe, imperecedera
Por eso aquellos pitones de Cleopatra
nunca dejaron de mirar a las estrellas

Desnuda eres la luna y las mareas
Movilizas las entrañas de la mar
Y me narras tu electrizante vida

Cabalgas en solitario la playa desnuda
Las palmeras se reflejan en tu espalda
y mi mirada hace una elipse en tu rabadilla

La forma definió tu relación con la vida
El contenido lo reservas en las ánforas perdidas
como  mi amor se contendrá aunque seas mía

Juan David Porras Santana