5 mar. 2016

INQUIETANTE MUJER





…piedad para nosotros que combatimos siempre en las fronteras
   de lo ilimitado y lo porvenir
   piedad para nuestros errores piedad para nuestros pecados”
   Del poema Linda Pelirroja de Guillaume Apollinaire

Belleza
que rauda me abandonas
Solo permaneces
clarividente en la mujer
Estética de mí oficio,
intransferible me embriagas
hasta la animación suspendida
Peco por omisión jugando
a lo infinito de tu  rojo misterio

Nunca sentí
que estaba vivo hasta tu revelación
Y por indescifrable
moriré prematuramente niño
Rozagante de puro placer
sin nunca hacerte mía
Aunque poseída
hasta el ultraje de la concepción

Defenderé tu causa
que va más allá de la preñez
Vaciaré el verbo
para que tus huesos sean mi talismán
Aun así serás inasible e insaciable
y por ello lucharé

El único ser que conoce
el porvenir, es la mujer
lo engendra e inconscientemente
lo desdeña

Alhaja que por voluptuosa
se desprende de su gélida belleza
Gozosa disfruta y quisiera
que yo aprendiera a ser una vid
A perdernos en los recodos
de los salvajes solsticios
A hacer largos meandros
para no llegar a desembocar
Mujer lo opuesto a lo ideal,
Permanente tentación
del misterioso  rojo

Juan David Porras Santana