19 mar. 2016

CANTOS DE SIRENA


A Alejandra Madrigal , la Pajarita


NECESITO del mar porque me enseña:
no sé si aprendo música o conciencia:
no sé si es ola sola o ser profundo
o sólo ronca voz o deslumbrante
suposición de peces y navíos.

Del poema El Mar de Pablo Neruda


Navego frente a la costa hostil
Mi velero, yo y la mar somos uno
Intento el mar adentro, muy adentro
Las terribles fauces de la abrupta costa
me muestran su vampiresa atracción

Todo va hacia ella, viento, corriente
y las mordientes olas gigantes australes
Rugen como los leones africanos con hambre
Mi velero, yo y la mar somos uno
y esa conexión hace que seamos inexpugnables

Me gusta cuando contigo me siento uno
Y todo lo demás orbita distante de nosotros
Nada nos perturba nuestro compromiso
es el que tiene el viento y la espuma del mar

En el fondo los peces dormidos por la luna
nos dicen que la costa hostil, está lejana
Celebramos perdernos por el mar ebrios de sal
y arrullados por el canto de las sirenas
Que acompañan la obra viva de la nave
Hasta que despierta el día que vertical
impone la calina sobre el horizonte incierto

Juan David Porras Santana