11 mar. 2016

LA BELLEZA ESPONTANEA DE LAS MENINAS








Hay un día dónde la mujer
florece como una rosa
Descubre que su belleza
supera a la estética convencional

Es la anunciación de la mujer
que ya sin saberlo  es presencia
Asombra al padre y tortura a los hombres
que no se atreven a reconocer lo que sienten

Traspasa las escalas y los valores
Parece que viniera de otro mundo
dónde la perfección y el pecado
Son dualmente inocentes y perturbadores

Su propio cuerpo
es un choque de contradicciones
que llega a dominar mediante la provocación
dónde detesta a sus contemporáneos

Redime y lidia a los toros viejos y bravos
Que descartará y se sentirá rara avis
Época de reinado y desolado monasterio
Mujer eres la de ese ensueño
que nunca se desvanecerá

Juan David Porras Santana