9 mar. 2016

DELIRIO








Chasquido irreverente te detiene
Mujer capaz de martirizar al sol ardiente
Caminas solitaria por las dunas de occidente
Penachos peinados por incansables vientos  

Boca roja provocadora de eclipses
Sígueme incontinente a mi madriguera
Probemos suerte revolcándonos una vez más
El azar siempre de tu lado te obedecerá
Sólo se hará lo que tu premeditadamente
tomarás de mi extenuada mente

Es asombroso hija de Dioses decadentes
Como te levantas tan resoluta desde el osario
Y avivas fiebres a tu paso que terminan en delirio
Este es uno de ellos

Juan David Porras Santana