24 ene. 2014

POEMA LEVE COMO TÚ, MUJER


Me siento quedo en la barra a esperar que llegué la mujer de mi mente
Lo tengo haciendo desde hace 40 años y todavía estoy esperando
No me importa si nunca aparece, tampoco si llega
La belleza está en la espera,  en mis sentidos alerta, en soñarla despierto

Por eso me decidí por la poesía secreta, un lenguaje íntimo
Tan criptográfico que sólo ella sabrá descifrar

En mi espera no estoy solo, estoy con ella
No está hecha  de formas, es de rocío su contenido

Los largos diálogos son más intensos porque no es materia
Es Ideos , pero son tan intensos sus silencios
que la tierra calla mientras estos duren

No son átomos, está conformada de la misma esencia
Con que Dios de un soplo creo al universo

La mujer de mi mente eres tú mi inquietante  lectora

Juan David Porras Santana