12 ene. 2014

LA CABAÑA QUE SUEÑA PATRICIA




 A dónde vamos no necesitamos
conocimientos y la cultura estorba
El aire fresco, la atmósfera  transparente y el agua cristalina
nos harán que nuestro tóxicos cuerpos
y contaminadas almas  sean purificadas
Nuestros serán sin ningún intermediario
el solaz, la ternura, el amor inconmensurable

Aprenderemos desde cero,
que la vida no tiene más sentido que respirarla profundamente
Que caminar tomados de la mano y en silencio,
nos une como si fuésemos  arena y mar
Que el sol detrás  nuestras cabezas
busca proyectar la sombra  de nuestras invisibles almas
La noche nos brindará un sosiego
que habíamos olvidado por tanto acecho y tanto miedo

Que físicamente estamos dotados para la hazaña
de subir montañas y descender abismos
Que mentalmente podemos comprender al bosque
y nombrar sus árboles de manera inocente
Que nuestras pieles cuando se rozan producen una tercera
que no la vemos pero la sentimos más que a la propia

Un beso en estado de quietud
es tan leve e intenso como lo queramos tú y yo
Mirarnos transparenta nuestra esencia vital,
los ojos son pozos sin fondo donde escanciarnos
¡Dios! este es el pulso y el tempo
en que dos corazones palpitantes se quieren encontrar

Juan David Porras Santana