11 ene. 2014

LA MADRE DEL UNIVERSO, LA POESÍA




A Coca Vivanco

Leí esta mañana:
La última cena  de los habitantes de Pompeya fue carne de jirafa
¿Ciencia o poesía?
Descubrir aristas de la realidad inesperadas es un acto de poesía
El ser humano  inmerso en  la existencia misma
no tiene más camino que la poética del ser
Nuestro arsenal  de símiles, imágenes metáforas y tropos
crece con las ciencias y la filosofía

El universo ya sea que se origine
de una partícula o de la voluntad de Dios, es poesía
Somos uno perennes  maravillados de la vida,
el ser humano en estado de total contemplación
El universo atónito escudriña  al ser humano,
un configurador temible y admirable de su espacio
Una dialéctica entre el bien el mal, la nada y el todo,
ser o no ser que inquieta a las más distantes y ajenas estrellas

Las Leyes de la Naturaleza que en apariencia
limitan nuestra ilimitada imaginación
Son la fuente de poder  para orientar
el hacer científico, y asombrosamente a la poesía
El amor la chispa divina que eterniza nuestros actos más sagrados

Las grandes metáforas  de la existencia,
la muerte y del universo, la entropía
Nos da esa finitud que permite hacer, hacer
sin desmayar porque hay una fecha de entrega
Ese día al igual que en la Última Cena,
entenderemos porque la poesía era la Madre del Universo

Juan David Porras Santana