29 may. 2016

MIS TRES AMIGAS SOBREVENIDAS Y PARA SIEMPRE, SON MÚSICA Y ESTROS




Para  Marisabel , Olga y Zulay


Tiento su espalda
tibiamente sensual
Dimana más allá
de lo corporal, lo metafísico
Trasciende de la feminidad
a ser una entidad que recoge
en cada poro el Universo y el más allá

No puedo dejar de ver
los pies prestos para el amor
Y esa sonrisa que invita
al velado mundo de las fantasías
Es un complexo del por qué
se peleó la guerra de Troya
pocos habían visto a Helena
pero la soñaron como ella

Queriendo alcanzar
en lo terrenal su independencia
A mi diestra, la música
le hacía olvidar la turbada vida
Desfilaban amores por venir,
libres y amplios como los acordes
y esa melodía que como
una alfombra de Aladino
la ayuda a escapar de la rutina

Juan David Porras Santana