7 may. 2016

CARTA ABIERTA A FACEBOOK Y LOS “MALÉVOLOS” DENUNCIANTES DE OFICIO



Antes que nada quiero agradecer a mis contactos, amigos y lectores  que mostraron preocupación al no saber de mí, a los que sabiendo de mi injusta suspensión y sanción que me imposibilitaba publicar  y  responder siquiera por inbox , mostraron solidaridad
 A mi amiga Alejandra Madrigal por fungir de mi ante mis amistades, publicando mis poemas y avisando de mi situación , a la siempre fiel amiga Pato que inquebrantablemente publicó mis poemas en su maravillosa página Placeres al 100% , a mi querida Emérita Pérez quien dio la primera voz de alerta y me permitió ponerme en contacto con alguno de ustedes , gracias .

Señores o robots de Facebook, denunciantes de oficio

Nadie puede hacerte sentirte inferior sin tu consentimiento.

-Eleanor Roosevelt

O dicho con mayor alcance nadie puede hacerte daño a menos que tú se lo permitas.

Quienes me siguen podrán verificar que en mi trayectoria como escritor consuetudinario en Facebook con más de 1.000 escritos en el término de algo más de tres años , he recibido múltiples sanciones, nunca antes la suspensión por 30 días. Hubo amistades preocupadas que vinculando mi reciente grave enfermedad manifestaron con sobrada razón su angustia por mi súbita desaparición de la red. A pesar de los avisos colocados en mi muro, suele suceder que es el último sitio que consultamos, sobre todo en mí caso que trato de etiquetar a la mayor cantidad de lectores posibles.
En fin ese es tal vez denunciante anónimo e irresponsables robot de Facebook, el mayor daño que pudieron causar.

La cobardía es de los antivalores el más terrible, pues acompaña en la consciencia al perpetrador en este caso el denunciante hasta la muerte y le recuerda permanentemente que actuó vilmente y que sus aviesos objetivos, solo sirvieron para fortalecer al destinatario de sus cobardes y bajos motivos: envidia , amor no correspondido , tergiversación de la realidad , delirios, en fin cualquier causa que generalmente es infundada.

En el caso de los administradores de la red social más grande del planeta Facebook – 1.600 millones de usuarios- reconozco que no es fácil mantener el equilibrio en pos de una sana política de regulación de contenidos “socialmente aceptable” pero universalmente hay un derecho inalienable , el de la defensa , que en mi caso y el de millones de usuarios, no lo podemos ejercer en esta red social.
Por una parte sólo dejan un espacio que nunca contestan para que coloques por que no estás de acuerdo y lo más grave, el denunciante es anónimo y eso en estricto sentido legal y moral es inaceptable , ya que te impide  demostrar que la denuncia tiene razones de carácter personal y la intención de dañar .

Esta última sanción está referida a un comentario que hice a la fotografía de mi amiga brasileña Fatima Menezes quien aparecía retratada con sus dos niñas y coloqué como un comentario de salutación sano y de admiración : mi sexy amiga Fatima y sus dos princesas, refiriéndome a que mi amiga – de paso nunca se sintió ofendida y sigue siendo mi amiga – como mujer de la costa de un país dónde el sexapil es un sello distintivo de sus mujeres , se mostraba hermosa , radiante , llena de vida pero que además como me consta, ama sus dos hijas por encima de todo. Para mí y ella son dos princesitas. Dios cuanta incuria se requiere para considerar esto un contenido inapropiado, he impedirme a mí o a ella, supuesta víctima aclarar- si tal cosa lo requiere- la mala inteligencia de parte de los administradores de Facebook. Terminó como siempre el denunciante saboreando las mieles del daño perpetrado que como ya mencioné llenará de hiel su corazón hasta la muerte .

Quiero pedir escusas a todos aquellos nuevos amigos que no entendían porque no les daba la bienvenida, y a los que queriéndose comunicar conmigo no podían hacerlo.

Imagino que la próxima sanción – ya recibí la advertencia- será el cierre definitivo de la página. De ser así respaldaré todo lo que sea posible y me las ingeniaré para no perder la maravillosa, vivificante y constructiva comunidad que hemos construidos juntos .

Su amigo y alto pana


Juan David