9 sept. 2015

AGRADECIDO PORQUE TODOS LOS DÍAS ERES EL RENACIMIENTO



A Isabel D´ Ambrosio

¿Qué perfección es ésta que complace y no subyuga,
que admira y no arrastra?
José Ortega y Gasset (1883-1955)

Desde el ombligo azul de tu naturaleza
Exige la vida tentar a la más excelsa belleza
Ajena a cánones y atributos emerge
de lo humano de lo demasiadamente humano
Te despojas de grandes vestes, hechizos y pedrería
Fraguándote a fuego lento
en la sauna de mis más velados deseos
Tan puros que no osan su cristalización impura
¡Pues son musa, ardor vivo !
Renuncian al calor de hacerlos vibrar en el limitado cardenal
sería herejía, piro plástica ,  fuegos de artificios
La música permanente  se hace movimiento de las esferas
al dimanar de tu pie perfecto que en un arco se desahoga

Mis dardos  dan en ti por seducción inequívoca
Perforan tus áureas dermis y la sangre más femenina
se hace una fuente perpetua del amor  más terso
sin renunciar a tus  más profundas convexidades
dónde anida el alma prístina de dónde todo deviene

Juan David Porras Santana