25 sept. 2013

LA NOCHE CRUDA DE LA LOBA OSCURA



                                               A las mujeres que sienten que esa noche Llegará

Te quiero decir que en el fondo de tus ojos quedó atrapado un maleficio
Que sientas como entran por tus carnes mis manos y mi oscuro deseo
Te quiero consumir para esculpirte partiendo de la nada porque sé tu todo
Que gravites en torno a mi fe en ti, como si fueras una Carmelita descalza

Que sientas como la vida se acorta cuando estás conmigo y te hago loba
En el horizonte se asoma el dragón de fuego con que mitificamos esta noche
Para que la lujuria no sea tan cruda, tan torcida, tan inacabable, insaciable loba

Que hay un magnetismo que viene de las entrañas y desvía la rosa de los vientos
Que nos pega  y confunde nuestras sangres, estira y contrae nuestros músculos
Y hace un ovillo con las lenguas, que no cesan de lamerse y retorcerse sobre si mismas
Porque por encima de nuestras conciencias, está lo que no se nombra, impúdica loba

Te haré comer los ojos con hormigas rojas, si se te ocurre borrar esta noche de tu memoria
Sin tu recuerdo dejaría de ser, repitiéndome en otros brazos  que a la nada conducirían
Esta noche es para equivocarnos y acertar con los ojos vendados,
Ciegos seremos dos licántropos encelados

Juan David Porras Santana