1 ago. 2013

EXISTE UNA TIERRA EN EL PLANETA DONDE……………

.

      El mundo perdido, sigue extraviado aquí y por eso está intacto
        Las areniscas a fuerza de tiempo se convirtieron en testigos  tepuyes
        Desde donde se desprende en  la cima más alta
        Toda el agua  del gran diluvio,  y que todavía no se detiene
         El arca de Noé dejó olvidada aquí tantas especies
         Que todas vivieron miles de años solas, recibiran las aguas bautismales mañana

         Orinoco, desde tu lánguido naciente  decides el norte y el sur del continente
         Al sur, las selvas tropicales las compartes con la Amazonía, no se conoce el silencio
         Al norte le raptas a la lluvia   el agua para hacer  una mar de arcilla incandescente
          Se la regresas cuando es un cuero seco, como si decidieras por Dios otro gran diluvio
          No en balde, no hay otro sitio en el planeta donde toda el agua y toda la sed se besen

          Sueñen lo más osado: que de allí pasan en un momento a las montañas de nieves eternas
          Subiendo por una escalera que en cada escalón te tiene un presente, abre tu sensibilidad
         Al próximo peldaño de románticos bosques húmedos, lunares páramos, la casta nieve                                     
         Caes  por una pendiente amortiguado por los delicados  frailejones, todo se torna fogoso
         Te topaste con el lago más grande del continente, donde  el Catatumbo
          Es el  único relámpago permanente que  protege la capa de ozonó e ilumina  a una Virgen

         Desembocarás  como toda esta tierra en el mar, donde comienza la desmesurada experiencia
         La costa y el mar son la pareja perfecta, médanos que se sumergen en el mar
         Intrincados manglares, guarderías democráticas de las más plurales especies marinas
        Arrecifes por toda la mar dispersos,  son nuestras espléndidas  pasarelas de formas y colores
        Cacao superlativo en selvas con colibríes que devoran cayenas y mujeres que tragan hombres
        Atolones que recuerdan que Robinson Crusoe no sobrevivió, supo  lo que era existir plenamente
        Innumerables cascadas se precipitan al mar como si saltaran por una pendiente de esmeraldas

      Sensibles, que sería de todo esto sin su gente: el paraíso cuando fueron expulsados Adán y Eva
      En nosotros encontrarás que por fin llegas a un lugar donde no te sientes extranjero,
      No eres una curiosidad y tampoco un turista que viene a husmear
      Eres el hermano que estaba afuera  y hay que recibirlo como lo que  es
     Aquella categoría  que Borges soñó: lo único que nos puede salvar es ser ciudadanos del mundo.

               Juan David Porras Santana