20 sept. 2012

VALERY


Cada vez que nace una niña,
un alma deja el cielo para que un espíritu reine en la tierra
Una madre para siempre tendrá dos almas y el padre dos amores
Cada vez que nace una niña, el mundo se estira como una espiga
Eso hizo Diego a Cristina, y ella  pondrá en sus brazos al trigo
Cada vez que nace una niña, expectantes se hinchan los ríos
Como lo hacen: Cristina desde el vientre y Diego por donde camina
Cada vez que nace una niña hay un niño esperándola sin saberlo
El padre y la madre lo saben, lo  reflejan en su mirar ido
Cada vez que nace una niña, la mar y la tierra se hacen un ovillo:
Ya vendrán los niños, ahora tú y yo para ella somos su cobijo
Valery, Valery, apúrate que la tierra sólo lo es, contigo


Juan David Porras Santana