23 sept. 2012

MAYITA


Anoche soñé con el Dóctor
y me dictó estos versos para ti



Cuando me quedé dormido a tu lado,
soñé que eras la niñita que se reía con butaca…taca..taca,
y me di cuenta que seguiría soñando,
cuando al querer contártelo, no parabas de llorar

Estaba muy tranquilo- demasiado para mi gusto-,
y me asaltó un deseo no cumplido:
Mayita te tuve tan cerca siempre
que jamás me di cuenta de que habías cometido matrimonio
Por eso cuando te evocó, sigues siendo mi niña consentida


Pero al ver tú gesta titánica,
reconozco que eres una niña por tu corazón y un coloso del tesón
A la mujer entregada, es a quien quería decirle:
emancípate, transforma tu sacrificio en felicidad


Me preocupa que tu nobleza este abarrotada
de tanta cotidianidad, de tanto esfuerzo inconducente
Imponle dirección a tu don,
naciste para convertir los sapos en príncipe
- ojo no me estoy refiriendo a Dodo, sería como pedirte demasiado-
Asúmelo, todo lo que tocan tus manos se transmuta proteicamente,
disculpa, filosofía oh filosofía

Soy testigo del milagro de tus tortas- no me refiero a las financieras-,
a las que conmueven hasta al mismo demonio.
Mayita, desde donde estoy sólo te puedo proteger recordándote,
al sapiente Blaise Pascal, que decía:
“el noble corazón tiene razones que la propia Razón jamás entiende”
Si en la vida sólo eres corazón, está añicos te hará,
y si sólo eres razón,dejarás de paladear la miel de la emoción


Juan F. Porras Rengel, interpretado oníricamente por Juan David Porras Santana