9 feb. 2016

EL GRAN RIO QUE NUNCA DESEMBOCA





 
En sentido contrario, su caudal va aguas arriba 
remontando hacia la naciente que siempre se muda 
Ascenso que se renueva con los nuevos tributarios 
Y a veces para extasiarse hace amplios meandros 
sin saber por qué las aguas vuelven sobre si mismas
Siendo otras y tantas otras como sean necesarias 
Nos referimos  al arte que no es historia, ni presagio 
Solo ese gran río  que nos prefigura el infinito 
intentando siempre llegar a su desembocadura 
y el  don divino del  artista jamás  alcanza 

Juan David Porras Santana