1 ago. 2014

AMOR TÓXICO



“Del agua estancada espera veneno.”
  William Blake


El panal de miel no es dulce para él

Las abejas lo vomitan   para su reina

Cuanta semejanza

entre tu dulzura y mi amargura

amor fiel

En aquel charco de agua lodosas

Cuando  niños jugamos hasta desfallecer

En esta gruta de aguas cristalinas

que transparenta tu desnudez

pienso en aquella niña y no sé qué hacer

Tal vez melancólicamente

acariciar tu húmeda cabellera

Tal vez como un felino saltar sobre mi presa

Tal vez como el contemplativo que llevo en mí

Congelar el tiempo y el espacio

Hacer del amor ocio para eternizarte en mis retinas


No soportas mi indecisión y me exiges presencia

Que mi calor caliente la fría agua, que mis brazos

sean una hiedra en tu piel, y mi lengua voraz

escudriñe lo insondable,

que te muestre  que en tu garganta

hay  esquinas sin nombre

que nos entregan al placer


Me gritas, hombre soy mujer

No la mitología de bellezas idas y anodinas

Corporízate que me volveré una toxina

para tu cuerpo y una deidad para tu alma

No lo permitas, despertaras rodeado de huesos

Y aquel hombre que lo pudo ser

no es más que la milagrosa aparición

de una virgen que en una gruta creí ver

  Juan David Porras Santana