17 oct. 2012

MUJER

Algunos pensamos  que vivimos una época donde la soledad reina en los corazones,  otros,  por el contrario, supuestamente al estar globalizados estamos unidos por los medios masivos de comunicación: e-mail, telefonía celular, mensajería de textos e imágenes. En fin todo un arsenal que debería facilitar la comunicación- como en efecto lo hace- pero es que el problema no radica en el medio, sino en el contenido. Mucho ruido y pocas nueces.

No has sentido acaso que te rodea la alegría pero realmente tu corazón no está alegre; no has experimentado después de hacer el amor un gran vacío; que quien te acompaña persigue el vellocino de oro, lo que a ti muy poco te importa.

Recuerdo haber leído una entrevista que se le hizo hace mucho tiempo a Sharon Stone, donde esta relataba su experiencia cuando se casó por primera vez con un jugador de fútbol americano y se fueron de luna de miel a Sicilia- Italia. Relataba algo más o menos así: luego de llegar a Roma tomamos el tren hacia el sur, un largo y hermoso viaje, trate en varias ocasiones de compartir con él impresiones sobre el bellísimo paisaje y su respuesta era: que trayecto tan largo y fastidioso. Una vez en Messina tomamos el ferry hacia Palermo llegando en pleno amanecer, estábamos cansados pero me sentía enamorada y llena de entusiasmo, me acerque a la orilla del mar y lo llame: amor ven a ver este pez que se trasluce en las aguas cristalinas, y pensar que  no sabe que estaba amaneciendo para él. Fúrico mi otrora esposo me contestó: si te vas a poner poética me lo dices, porque estoy agotado. Tome el ferry de vuelta inmediatamente, más nunca quise saber nada de él.

El alma femenina es un extraño instrumento de infinitos registros pero todos conducen hacia un   mismo fin: el amor.
Amor es, mirar hacia adentro tan adentro del otro que  logres ver las raíces de lo que te muestra, sino las tiene, estás en presencia de lo vano de lo efímero, con lo cual no podrás construir nada. Y el amor es lo contrario a la nada.

Cuando estás enamorado entiendes a la vida, todo parece tener sentido. Tu mente se abre y todo lo recibes con una gran fuerza, como  realmente es, porque a diferencia de lo que muchas veces creemos, la vida es un torrente de sorpresas inagotables que requieren para apreciarlas, el tono de un corazón enamorado, así sea enamorado  de la vida misma  

La gran mujer no es perfecta, es simplemente y elementalmente  mujer, que nos muestra a los torpes hombres como se siente la vida, tal como lo dijo Pablo Neruda:

             Mujer, nada me has dado y, sin embargo,
             A través de tu ser siento las cosas,
             Estoy alegre de mirar la tierra
             En que tu corazón tiembla y reposa.