11 oct. 2012

EL CALENDARIO DE LAS MUJERES

 
Te has preguntado, ¿Por qué  las fechas son tan importantes para las mujeres?
La respuesta tentativa que te voy a dar es multifactorial, pluricuanperfecta, multirracial, polimorfa y punzo penetrante como diría Horangel  en los doce del signo- Juan David, yo no había nacido cuando eso, soy de Shakira para acá-, tranquila no te preciputes-

Sí, ya sé que conoces, la teoría de la marcación menstrual: ¿cómo no voy  a estar signadas por las fechas, si cada 28 días, la naturaleza se encarga de hacérmelo inolvidable, Juan David?  Pero eso  sería una visión simplista, determinista, organicista. Qué va.

La mujeres -y mientras más fémina, más acentuado- son territoriales- temporo espaciales. ¡Guaoooo pero que  antimachista! .Las dos únicas categorías del conocimiento, donde hay un cierto acuerdo: son espacio y tiempo; claro la  Teoría de la Relatividad de Enstein  modificó la visión Newtoniana de un tiempo que corre continuamente sin alteraciones, ni fisuras. Un orgasmo en el ecuador dura más tiempo que en los polos. Científicamente hablando .Tampoco por eso es que nos vamos a quedar viviendo en los trópicos para siempre-. Pero segurito que una esquimal goza más que una Boliviana, sobre todo si la dama en cuestión, es la esposa de Evo Morales.

Continúo. Te decía que Uds. son más territoriales que los hombres, aun cuando nosotros de pendejos,  nos creemos lo contrario. Eureka, esa es la clave, ¿cuándo eres absolutamente  dueña de algo?: cuando le haces creer al otro  que  es al revés. ¡Dios mío Juan David, pero que perogrullada, que teoría tan primitiva y tosca!
Alain de Benoist, insiste en su estudio antropológico sobre la sexualidad masculina y femenina que existen   indicios que hacen pensar que lo "cultural" es, en realidad, una prolongación de lo "biológico", y que acentúan progresivamente las predisposiciones ya inscritas en la historia de la especie- genoma humano-, según unas leyes de la evolución que son, ante todo, leyes de diferenciación creciente. Juan David pero eso es como las encuestas y Capriles. Según éstas, va perdiendo, y yo constato en la calle todo lo contrario - Pero ya viste lo que sucedió-. Diferenciación creciente que va: cada día ellos se parecen más a nosotras y nosotras a ellos. Bueno será eso, un simple cambio de posición pero diferentes, al fin y al cabo.
 ¿Juan David pero estas sacando conclusiones de una memoria genética que ha sido  sustituida por una realidad cultural avasallante donde mucho de los instintos sexuales de respuesta inequívoca, como el celo han desaparecido de nosotras las mujeres para dejar paso a una inútil regla que nos maltrata y más bien los aleja ?
¿Estaremos en presencia de una desaparición del instinto de procreación como respuesta instintiva. Las mujeres tienen celo y los hombres responden al estro  o ha sido olvidado y sustituido por una planificación estratégica del goce y la procreación
Dejemos que nos respondan objetivamente dos mujeres que saben que jode de eso: Laura Caldiz y Diana Resnicoff. Desde ya te digo que se reduce a la teoría del costo, y del mínimo esfuerzo de la naturaleza, aderezada de cultura y sentimientos.
“El estro o celo es un mandato imperativo de reproducción, es una programación biológica e ineludible. Cualquiera que haya convivido con un animal doméstico ha visto qué es un celo. La hembra entra en celo y su olor llama a todos los perros del barrio. Otros animales recorren literalmente kilómetros y kilómetros para encontrarse y acoplarse. A veces es el único momento en que machos y hembras se juntan para algo y puede que todo dure un instante y no se vean nunca más (como es el caso de los hámsteres). El macho fecunda e inmediatamente desaparece. Esto me recuerda el chiste sobre  la clasificación masculina: soltero, casado, divorciado, viudo y mago.¿ Y cual es ese último? el que echa un polvito y se desaparece.  
También puede ser que el papel del macho tenga que ser más comprometido para que las crías puedan sobrevivir, tal es el caso nuestro. Machos que "paternan", que invierten y gastan en la crianza de sus crías.- Lamentablemente especie en vías de extinción (homo paternis): ¿Juan David y alguna vez existió?
Los hombres y las mujeres hicieron hace millones de años lo que Helen Fischer llamó un contrato sexual. Un intercambio de favores y de exclusividades sexuales y un aporte de recursos económicos masculinos, compartir compañía y afecto y colaborar mutuamente en la crianza.- Tu le dirás a estas mujeres ja, ja, ja, donde es eso, en Noruega- 
Sin embargo, las inversiones masculinas y femeninas en la crianza y la gestación son diferentes y por lo tanto cada uno desarrollará estilos de cortejo y seducción también diferentes.
"Una de las razones por las cuales las mujeres ejercen elección entre los machos deriva del hecho más básico de la biología reproductiva: la definición de sexo... Lo que define biológicamente al sexo es simplemente el tamaño de las células sexuales"- no te hagas ilusiones, sinvergüenza- .
Los machos son los que tienen las células sexuales más chicas y más móviles y las hembras las más grandes y cargadas de nutrientes. La otra diferencia es en la cantidad. Los hombres producen millones de esperma que se renuevan constantemente con un promedio de doce millones de espermatozoides por hora mientras que las mujeres producen una cantidad fija y no renovable de cuatrocientos óvulos para toda su vida. Para la naturaleza los óvulos son caros, el esperma es barato. Esto determina que los costos del apareamiento sean diferentes y por lo tanto las estrategias reproductivas también lo son.
Los machos tienen la orden de desparramar. Las hembras tienen la orden de cuidar. Cuanto más hembras un macho impregne, más hijos podrá tener, mayor su éxito reproductivo.- ¡Que pelotudas estas coñas pseudos científicas! En cambio la hembra puede tener un número limitado de hijos con gran inversión de tiempo y comprometiendo su propio cuerpo. Lo llevará adentro, lo gestará y lo alimentará, si es como nosotras mamífera. Por lo tanto para ser exitosa, para poder reproducirse y criar a sus hijos tendrá que elegir muy bien con quien lo hace.
La inversión de tiempo y de energía de las hembras, en la reproducción y crianza de sus hijos, es muchísimo mayor que la de los machos. El individuo que más invierte es el que pone las condiciones.
Las estrategias sexuales son métodos para lograr objetivos, medios para resolver problemas. Cada sexo ha desarrollado habilidades propias para cumplir con el mandato de reproducirse. No se trata de estrategias conscientes. No pensamos en ellas, simplemente actuamos. Así como la súbita conciencia de sus manos puede impedirle a la pianista la performance, la mayoría de las estrategias sexuales humanas se realizan mejor sin conciencia del actor.

¡Yaaaaa quítenmelo! Coño vale, y que tiene que ver todo esto con el calendario femenino. Todo. Te dije al comienzo del escrito que las mujeres son temporo- espaciales; que tienen el poder; que son las que seleccionan; que son exitosas, y para ello tienen que llevar una agenda interior impelable, e implacable, porque todo tiene su tiempo- si ya se, el mío pasó, no importa, me importas tu- por eso me encanta que guardes en tu memoria que en algún momento será genética algo como: “Para mi el conocerte el  x de noviembre o diciembre es y  será un día inolvidable por muchos detalles.” Gracias por ser mujer.


Juan David Porras Santana