7 ene. 2015

BITÁCORA 7 de enero de 2015






 A Elena Trejo


A la vuelta del cabo la generosa bahía
En la punta de mi lengua  vibra tu cascabel
De la mar gruesa a las aguas untuosas
De tu sudor en la espalda al lúbrico porvenir

No puedo recalar en la costa sin ceñidas
No  cedes sin los preludios que te anuncian
El barco orza y cazo las velas que se tensan
Siento el tambor oscuro de tu corazón
Y como tus pies se abren en un racimo
Van cediendo los pliegues uno a uno
El barco toma una bocanada por estribor
Y tu matriz se ahoga en el glande

Estuosa miras mi sádica mirada
Te produce tanto placer que te goce
Largo cabos y anclas a proa y popa
Me dejas morboso a mis anchas
Mientras recorro recovecos y laberintos
Tan nuevos para ti como para mí

Tu oído es una gran cocha marina
Que todo lo reinterpreta acuáticamente
Te murmullo puta y es abracadabra
Saltan los goznes se abren todas las ventanas
Me lanzo al agua y nado  hacia la costa
Te doy vuelta y lo animal vuelve a nosotros

Juan David Porras Santana