21 ene. 2015

ASÍ MORIMOS, ASÍ NOS EVAPORAMOS





                                                 A Ara Koshiro  
     

Cribando la existencia te descubrí
Pura , resoluta y predestinada
Mi búsqueda era frenética, desmesurada
Las señales eran inquietas  como el colibrí
Y las esperas dilatadas como las verdes praderas

Mi barba ya era larga y blanca
Mi mirada oblicua y trastornada
Tu pubis el terciopelo de la rosa
Tus caderas deleitosos cuartos de venado

Se rumora que éramos lo leve y lo letal
Nos decían hijos de mamba  negra
Temían nuestra cercanía
Lo que nos permitió un mundo para los dos

Crisálida que no trajo mariposa
Vergel  lleno de nautilos apilados
El mar pintado sobre el horizonte lejano
La mar dónde copulábamos degenerados

Inclinados nos consumían las horas
Los siglos de oro nos recomponían
Así vivimos
Así nos evaporamos

Juan David Porras Santana