22 may. 2014

EL CUBO




¡Cuánto agotamiento  denota tu mirada!
Creí que te veía
con mis ojos desesperanzados
Hiciste lo imposible
dentro de un cuarto encerrada
La Tierra para ti
ya no era redonda, era un cubo
Que te permitía
multiplicarte a ti misma tres veces
Abandonando al geoide
perdiste tu potencial gravitatorio

¡Cuánto sufres amada
sin magnetismo, repitiéndote!
La claustrofobia de cuatro paredes,
sin la libertad de Mandela
Sabiendo que la escapatoria
no es la cuestión de las nueve puertas
Simplemente aceptar
que orbitarás en torno a mí
Inaceptable salida
por eso te guareciste
¡Jamás me dañará!
Conozco  su incierto patio trasero

Sus acercamientos  son el perigeo
de una luna que se extingue
Mientras mis demonios
me permiten como una araña
ceñirme a mis cuatro paredes

¡Ah Cuánto confort!
saber a que atenerme
Mientras perdido
en el mundo de las opciones
mi amado sólo en mi sueña

Juan David Porras Santana