10 jul. 2016

DE VUELTA AL CLASICISMO



                                         
Con admiración a Ceci Ce

Un acorde dodecafónico la desconcierta
Decide entregar su inocencia al Buen Pastor,
una banda de rock pesado de renombre
Trata, trata y sus pies se hunden en el fango
a tientas escapa de la muchedumbre enardecida

¿Ya esto lo había vivido antes, colisioné?
La búsqueda es frenesí de primavera contra invierno
Mi alma tentada por la moda y el happening
El trópico haciendo arder las últimas coníferas
¡Acaso necesito halarte de la tumba Siglo de Oro!

Déjame construir con tus huesos tu catedral
Colgar un cristo en el santuario que sufra más
Que mis pecados se perdonen con hosco cilicio
Y penitentes noches de constricción lleguen al alba
¡Patético, cuando sé que no llegaran los cuatro jinetes!
  
No te das cuenta puedo viajar en el tiempo
Sólo me asombra lo que no contó la historia
Los entresijos entre los amantes de Verona
Lo que renunció Sor Juana Inés de la Cruz
y lo que carnal guardaban sus exaltaciones


Juan David Porras Santana