28 jul. 2016

CUPIDO A VECES TARDAS TANTO







“El sexo es el consuelo
para los que ya no tienen amor”. 
Gabriel García Márquez


Era tal tu vorágine sexual,
que te hice mi amada
Nunca supe entre tantas
que se hacía el amor , copulábamos
nos parecíamos tanto a los perros
que lo hacíamos en público
sin importar , los gritos , los baldes de agua
y nos preguntábamos ¿ la gente no se enamora?
sólo procrean como los tigres azules de Bengala

Desapareciste, y ambos nos pervertimos
Para alcanzar un orgasmo necesitábamos
que nuestras mentes bajaran al inframundo
Después no era suficiente vendimos el alma
Y nos asombró que quienes querían comprarla
eran los castos , sacerdotes y padres de familia   

Como desechos humanos moríamos
y nada nos detenía en la búsqueda
del placer absoluto y permanente
la muerte nos evitaba y nos usaba
para anticipar con nuestros restos
su preciso oficio

Ya moribundo una prostituta
me recogió de las calles y me cuidó
teníamos largas conversaciones
sobre el bien y el mal, las que finalizaban
con la frase : las putas no nos enamoramos
y ustedes los hombres de todas se enamoran

Me di cuenta de mi terrible error
Nunca había estado enamorado
Creía que el sexo profundo como la selva
Era la manifestación del amor más intenso
Y en su espesa lujuria me extravié
Lloraba de alegría y tristeza al tomar la mano
de esta mujer que con amor me miraba
esperando que una flecha me partiera el corazón

Juan David Porras Santana