10 abr. 2016

YO, EL OSTROGODO



   
Mi corona está en el corazón,
no en mi cabeza.
William Shakespeare


Mientras más Bárbaro más autentico
Mientras más auténtico soy puro amor
Mientras menos intelectivo virgen miel
Mientras duermes mi gran sombra tuya es

La crestas de la azul montaña acceden
mi paso es lento pero decidido, voy por ti
Necesitas que te rescate del hechizo banal
eres mujer de entrañas y alma acendradas

Las tentaciones son dibujadas por Leonardo
Mis invocaciones son mudas  y tan  crudas
son desiderátum de un  corazón valiente
recuerda que soy el sobreviviente que viene por ti

Juan David Porras Santana