11 abr. 2016

LIBERACIÓN ENERGÉTICA




Inmanente a mí, el bien y el mal te columbran
Son una fuerza en dos sentidos circulares
que colisionan, una se va al más allá desamparada
otra se queda sujetada por el magnetismo de la fe

Ambas son antimateria y poética de la existencia
Una de la presencia otra totalmente de la ausencia
Carnoso sus átomos dibujan la curvatura de la nalga
Oscuras las desviaciones del electrón dan vértigo

Furia en las constelaciones, tormenta de pasiones
Y pensar que Ella, medió  para que entendiéramos
que son una sola que al mismo tiempo que devoran
son capaces de engendrar la vida más enternecedora

Depredadores con espíritu del mal agraden a placer
Pasivos helecho colgantes adornan jardines de lujuria
Flores carnívoras engullen a la hermosa libélula
mientras la campiña nos recibe con lavanda y laureles

Juan David Porras Santana