26 abr. 2016

EL ETERNO MANZANO


Para Lily Lozoya

El manzano se hizo tricromía
En el obseso pensamiento de ella
Él solo distinguía el miedo hecho añicos

Posesa su mundo se disparó
hasta las orillas finitas del Universo
Regresó a ella en forma de lascivia

En él, la miopía era entropía
Sabía tanto de cosmología
que latía dentro del átomo

Sus pieles eran opuestas
La cercanía sólo generaba dicotomía
Mientras el río Congo se despeñaba
caudaloso , celoso , y tórrido

La mirada inclinada invitaba
La respuesta extraviada un abismo
Ditirambo de un ritornelo cansón y soso

Vamos pues carne de ganso,
la tarde es tibia
y los heliotropos invitan

Miseria en el huidizo pasadizo
Las raíces del manzano eran serpientes
Senos y pezones volcanes en erupción
¡Oh mujer mi torpeza es prodiga!

Juan David Porras Santana