4 abr. 2016

INSOMNE IDILIO




Largas noches de aquellas mis memorias
Innumerables, felinas de garras y colmillos
Resistida sólo te tentaba el ocio y la malicia
Provocar lo prohibido, tentar  a la maldad

Sabías de mi miopía para la codicia
Siempre deseaste dominar  lo de los demás
por el puro placer de quebrar voluntades
Perfidia en tu aguijón y su gota de veneno

Mórbida te deslizas entre las sabanas
Bífida tu lengua hurga en remotos
territorios dónde lo erógeno  reina
y la frontera se consume  entre el bien y el mal

No quieres jugar, ni fantasear, me quieres
serpiente que te ofrezca la fruta prohibida
Quieres ser desterrada, estigmatizada
hay tanto que probar y el mundo ajeno se dilata

Juan David Porras Santana