13 jun. 2013

LOS DEMONIOS DE LA LIBERTAD- 4-




                   
                             A Susy Chu Dyaz


                              EL MIEDO Y LA CULPA

 Una amiga sin saber sobre lo que versaría la entrega cuatro de los Demonios de la Libertad, me contó el siguiente relato basado en estos cursos de autoayuda, de los cuales, mucha gente.- entre ellos yo – poco confiamos.
" Un Psicólogo se paró ante un público en una  conferencia y contó un chiste, y todos se rieron.  Al cabo de un rato, contó el mismo chiste y casi nadie se río.  Contó el chiste una y otra vez hasta que nadie se riera y dijo: “Si no pueden reírse varias veces de una sola cosa, entonces por qué llorar al recordar lo mismo una y otra vez?
No vale la pena aferrarse a lo que te hace daño, a lo que ya no tiene remedio y sabes que no hay vuelta atrás!!!
La vida continúa…. Solo ama, perdona, valora y vuelve a amar...VALE LA PENA SER FELIZ ¡¡¡¡ 60 segundos que pases molesto, es 1 minuto de la vida que has perdido".

 Recordarán los lectores – son 5. 3. pocos pero son, como decía Vallejos “abren zanjas en los rostros más fieros y en los lomos más fuertes” que en la entrega anterior de Los Demonios de la Libertad-3- en la parte del poema correspondiente se podía leer estos versos:
Dios, solamente una vez, no lo volveré a hacé Tatamba tamba tatamba
Déjame, déjame, lo voy hace porque ya anoche lo soñé
Maté pa ti una macaurel, frutas, cayenas, atardecer Quitiplás , quitiplás

 Haciendo referencia a que una vez superada la pulsión del instinto de coitar para fecundar, el hombre descubre: lo que es hacer el amor pero comete su mayor pecado que obviamente, no era hacer el amor, sino pedir permiso a Dios y sentirse culpable a posteriori de sus actos. Todas las civilizaciones en el devenir histórico  se erigirían sobre EL MIEDO Y LA CULPA.

 De allí que haber creado al ser omnipresente , omnicomprensivo  y entregarle el alma para LIBERARSE  del  diablo, tendría un alto costo que al día de hoy seguimos pagando ; y como las deudas de los países pobres del mundo nunca serán solventada , sino hasta que  recurra al diablo y sin venderle el alma , le digas lo que realmente es, una ficción que trajo como consecuencia un poder mayor y absoluto al ente creado  que también es fruto de tu imaginación y de tu aparato sentimental – emocional y no de tu raciocinio.

 Así que amar , como muchos creen no sólo es un acto emocional, sino también racional. Pero es tal la fuerza  del corazón que arrastra en su torrente a la razón para convertirse en un demonio más de la libertad, impidiéndonos alcanzarla y atrapándonos en el mundo de las más absurdas  abstracciones contaminadas de culpa y miedo: Qué hice mal o que coño de madre ese o esa hijo- hija de puta que me abandonó. No puedo perderlo a él o ella porque  es una o uno  en un millón.

                                       AMOR LIBRE

Te amo a mi imagen y semejanza por eso eres mi gran amor
Eres libre siempre que reflejes mi imagen y repliques: mon amour
Eres tan tú que me lleno de orgullo que sea mi alma gemela
Me encanta follarte duro, así  gritas alabanzas para mi

Mi amor no sabría que hacer sin ti, quiero decir si te mueves de allí
Soy como Dios, omnicomprensivo siempre que lamas mis mandamientos
Son normas tan sencillas: ámame a mí por encima  de todas las cosas

Quiero saber más de ti conociendo a la mujer de mi prójimo, sacrificio
Así los errores que cometo no serán en ti, sino para el otro, mi amor
No cometo actos impuros en ti, sino en mí, así es de pura mi inocencia,
                                       mon amour
                                                Juan David Porras Santana