5 jun. 2013

LOS DEMONIOS DE LA LIBERTAD -2-

                                  



          EL HORROR FUERZA A LA CONCIENCIA                                                                                                                                                          
Para  Susy Chu Dyaz
       


La Verdad es el perro guardián de la Justicia: siempre ladra para alertarnos,
pero a veces tiene que morder para cumplir con su oficio.
    Juan David Porras Santana


 El más grande invento del hombre es el aparato Legislativo y de Justicia. Llegar a él, requirió de la absoluta toma de conciencia del ser en sí, del alter ego y del otro.
  Asombrosamente el manantial de donde se gestó está inmensa fuerza fue del inconsciente y de  este sigue  retroalimentándose para asegurar  la permanencia de la raza humana y su supremacía en el planeta tierra.
 Su uso primigenio se hizo como los grandes descubrimientos a partir de la poesía: en un poema de Goethe A la luna (1777) se utiliza por primera vez el término en alemán: "unbewusst" designando un depósito de imágenes mentales, una fuente de pasiones cuyo contenido escapaba a la consciencia, no era otra cosa que la poderosa revelación intuitiva de lo que a la postre sería al manjar dilecto de Freud y sus discípulos: el inconsciente.
 Piense por un momento en los homínidos, cuántas imágenes recogían en un día de caza, eran esponjas insaciables que succionaban el mundo real , los sueños , pesadillas, las revelaciones todo ello represado en el inconsciente , y forzando al cerebro a convertirlo en el arma más poderosa, la posibilidad de recrear la realidad , de manera de anticiparse , planificar y sobre todo desarrollar la disciplina , el hombre que vendría después tenía la capacidad de postergar la necesidad y luego inventaría a través de esta habilidad, el deseo, manifestación superior que nos dispararía de la animalidad y los instintos al reino inagotable de la fantasía.
 Los Neandertales, los  Homo sapiens recorriendo Europa, dejando testimonios maravillosos, totalmente futuristas de la planificación  estratégica, de la heurística    y de la estética. Viene inexorablemente a mi mente, los bisontes de las cuevas de Altamira, que han sido calificadas por los expertos como la Capilla Sixtina del arte Rupestre.
                          
                             DESEO Y PERTENENCIA

Lo concreto se hizo abstracto para que tú y yo lo compartiéramos
Por eso cuando te entierro la jabalina, tú me haces tizón en tus versos
Ocres, negros y rojos se te hacen saliva de las entrañas de la tierra

Te anticipas como el ciervo a la flecha, al pensamiento, al deseo
Diferente a él te entregas no por miedo sino por placer, sórdida
Y a mí me gusta como te retuerces, como si hubiese pisado tu herida

Se me olvida que das hijos, como contaban  nuestros ancestros
Sólo sé que me pides agonía, esa que se hizo para darte vida
No te necesito, ni tú a mí, lo hacemos porque deseamos y nos pertenece

                                Juan David Porras Santana