1 jun. 2013

LOS DILEMAS DE LA FE Y LOS DILEMAS DE LA EFICIENCIA-EL DEBER SER-




 LOS DILEMAS DE LA FE

Un hombre se estaba ahogando en un pozo y gritaba desesparado: ayúdame Dios mío , auxilio por favor , un samaritano que pasaba por el lugar , lo escuchó y de inmediato lo socorrió, extendiendo una rama de manera de llevarlo a la orilla , una vez alli , el casí ahogado exclamó : gracias a Dios me he salvado , a lo cual le respondió el samaritano: gracias a mí, porqué las intenciones de Dios eran claríiiiiiiisimas




    LOS DILEMAS DE LA EFICIENCIA-EL DEBER SER-


 Todavía un oficial militar bisoño, nuestro personaje era más conocido por sus testículo que por su materia gris. Este corajudo militar fue llamado por el alto mando para asignarle una misión de pequeñas proporciones pero grandes dificultades: una pequeña  comarca Vasca partidaria de la República   que no había sido sometida  por el ejército  de la dictadura militar, dada su insurgencia y valentía, sería el objetivo para el cual fue  el valiente y obediente oficial, solicitado.

  Recibidas las órdenes se traslada de inmediato el militar a la mencionada comarca y luego de tres intensos días de lucha, le comunica al expectante alto mando militar que espera noticias de los acontecimientos, mediante un parco telegrama que caracterizaba su inexpresiva personalidad: “Sometida rebelión mande habitantes “ .

 La historia recordaría a este gris oficial, no por su criminal hazaña, sino porque sería  el Generalísimo Francisco Franco, otro de los sátrapas de la historia Universal que moriría cumpliendo todos sus sueños posando su baturra cabeza sobre una mullida almohada persa.






 
Juan David Porras  Santana