8 ago. 2016

VITAL

       


Me siento disminuido
Poco aliento en mis palabras
Mi salud física que no es
sino consecuencia de mi deterioro mental
Lucha por sobrevivir para salvar
Los objetos y recuerdos de mi naufragio
Que aparecen como luciérnagas
que encienden y apagan

Le pedí a la Virgen
que mi Dorita me sobreviviera
Tal vez me conceda el milagro
para que la respete
Extraña agonía desde niño
que como la hiedra no me suelta
Pero como toda costumbre la venzo
por estar siempre despierto ,
una duermevela impenitente
que a ratos me da la fuerza
de un león y el magín de papá
con eso pude levantar
mi imperio Sacro Santo

Ahora entiendo
la concesión de mi licencia vital
No morí para que mi perorata
de la inexistencia del destino
Se me devuelva como esas olas
que te dan en la cara cuando hay resaca

Allá en el rio helado, papá
cuece endecasílabos
Y me grita:
que vaina tan buena, es Chuao
Ver a ese coloso tan humanamente  vivo
Deleitándose con lo elemental,
me recuerda que lo vital y espiritual
corren por las mismas venas

Juan David Porras Santana