15 jun. 2016

PRIMUM NON NOSCERE


       

  “Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.”
                                    Constantino Kavafis

Nuestra animalidad
quedó en el camino
Erguidos construimos
otro mundo vasto e indiferente
que nos rebasa
y perdidos, dando tumbos
no hemos terminado
de mudar la piel
como lo hace
cuando crece la serpiente


Nuestra actitud
es humanamente pérfida
Tenemos para ello
un arma artera: la codicia
Y escondemos
detrás de la lujuria
Los más oscuros
deseos que la alimentan


Se coló
en nuestra sangre el espíritu
e hizo que lo ontológico
fuera poética
para amar y dañar ,
ambos civilizatorios
no por opuestos,
sino por profundamente simbióticos
Son el alma
que le da sentido
a nuestro nuevo mundo


Por ello hasta
que no lo aceptemos
seremos nonatos
de aquello que concebido
nos asusta permanentemente
en las andanzas por los territorios
que alguna vez fueron nuestros
Para amar es necesario dañar
y así,  el olvidado manzano
frondosamente nos dará la sombra
de aquellos gloriosos inocentes
LOS  PRIMIGENIOS

Juan David Porras Santana