28 jun. 2016

LA INOCENCIA ESCONDE AL FURIBUNDO SEXO





A Cheroke Hudson

Recorría asustada y excitada el laberinto
Al final sabía que no encontraría salida
La excitación era una manada de lobos
hambrientos devorando una única liebre

Escuchaba y  se reía de las voces
que angustiadas venían en su auxilio,
Encendida se hinchaban sus venas
sus músculos tensos y articulaciones flexibles
la hacían inalcanzablemente victimario

Mientras todos pensaban en la pobre víctima
extraviada , asustada  y aterida
cuanto placer le producía saberse
centro de preocupación con todo bajo control


Dio rienda suelta a sus réconditos demonios
La jauría crecía en ferocidad  y lujuria
traspasaron los límites y se hicieron de ella
El juego había terminado, la risa eran gemidos
horas después inocente a un coro de aullidos se unía

Juan David Porras Santana